Inicia la conversación mientras estamos en casa

Con todo el país bajo órdenes de quedarse en casa, los padres de familia y los proveedores de cuidado han tenido que complementar y apoyar el aprendizaje a distancia mientras las escuelas están cerradas. Utilice este tiempo en casa para iniciar una conversación con sus hijos. El coronavirus puede ser un buen punto de partida para hablar con sus hijos sobre los gérmenes, las enfermedades, y como proteger su salud – y la salud de los demás. Puede contar con la pagina Habla Con Tus Hijos (Talk with Your Kids/TWYK) para recursos con mensajes y actividades que se pueden hacer en casa o atreves de Zoom con los niños en su vida, y relacionarlos con nuestra situación actual.

Si ya empezó a explicar el coronavirus a su hijo y explicarle cómo podemos prevenir la propagación de gérmenes, usted ya abrió la puerta para otras conversaciones sobre temas del salud, incluso la prevención del embarazo y las enfermedades de transmisión sexual(EETTSS).

Aqui se pueden encontrar actividades apropiadas para cada edad que pueden practicar en casa con sus hijos: Guía del  tiempo para hablar con tus hijos

¡Lávate las manos! (Edades sugeridas: 1-5 años) Ya sabemos que todo el mundo está lavándose las manos varias veces al día. Con lavarse las manos, se puede enseñar el concepto de los gérmenes y los virus, y cómo uno puede protegerse de ellos con lavarse las manos. Practiquen contar hasta 20 segundos mientras cantan su canción favorita.

¡Cúbrete la boca! (Edades sugeridas: 2-8 años)

Si sus hijos estornudaran o tosieran, recuérdeles que se deben cubrir la boca para que no dispersen gérmenes. Recuérdeles que los gérmenes que producen las enfermedades pueden pasar de una persona a otra a través de los estornudos y la tos. Usted puede servir de ejemplo de este comportamiento aunque esté dentro de la casa.

Cultive una flor (Edades sugeridas: 6-8 años)

Consiga un vaso desechable pequeño, un poco de tierra y algunas semillas en algún vivero de plantas o en línea. Instruya a sus hijos para que pongan la tierra en el vaso, siembren la semilla y luego la rieguen con agua. Observen cómo crece la planta en los días y semanas que siguen. Explíqueles que lo que observan es similar a la forma como los bebés crecen dentro del cuerpo de una persona. Para que un ser saludable pueda crecer se necesita tiempo, atención y las condiciones adecuadas.

Momentos de reflexión (Edades sugeridas: 5-18 años)

Tal vez su familia está viendo aún más televisión o películas mientras estamos bajo los órdenes de quedarse en casa. Puede utilizar estos momentos para iniciar una conversación.

Si usted ve una película o un programa de televisión en los que se enseñan ejemplos de relaciones saludables o no saludables, que hablan sobre el embarazo o las enfermedades de transmisión sexual, o que expresan ideas abiertamente homofóbicas (prejuicios en contra de las personas homosexuales), transfóbicas (prejuicios en contra de las personas transgénero), misóginas (prejuicios en contra de las mujeres) señáleselos a sus hijos. Puede pausar el programa y preguntarle a su hijo que es lo que acaban de ver, y que es lo que piensa de ello.

Encuentre una clínica cerca de usted (Edades sugeridas: 13-18 años)

Aunque muchas visitas de salud están ocurriendo por el internet a causa del coronavirus, y se posponen las citas con el doctor o en la clínica, pero aun así puede encontrar una clínica cerca de donde viven y hablar con su adolescente sobre la importancia de ir a sus citas rutinarias con el médico. Puede ayudarles a pensar cómo hacer una cita, o enséñales como marcar una visita de telemedicina en casa. Considere hacer una lista de preguntas que pueden traer a su doctor cuando vayan en el futuro. Esto les ayudará a estar preparados cuando tengan que ir con el médico en el futuro.

Aprenda a ponerse un condón (Edades sugeridas: 13-18 años)

Sugiérales a sus adolescentes que visiten la página web sexetc.org/fun/condom-game/ y que averigüen si pueden seguir los pasos en el orden correcto para usar un condón externo. Si tienen condones en la casa, o si pueden recoger unos la próxima vez que van de compras, practiquen cómo se ponen. Llene uno de agua y muéstreles a sus hijos cuánto se pueden estirar.

Aprovecha de este tiempo en casa para iniciar una conversación importante o hacer una de estas actividades con su familia. Aunque a veces se siente un poco incómodo, hablar con sus hijos es una manera importante para enseñarles cómo protegerse a si mismos.

Si busca más actividades, mensajes claves, y recursos, ¡vaya al línea del tiempo de TWYK y el Guía de usario!