La atención sanitaria y los derechos de los adolescentes

Cómo conseguir la atención sanitaria que sus hijos necesitan

Todo el mundo está de acuerdo en que es mejor si los padres ayudan a sus hijos a conseguir la atención que necesitan.  En la mayoría de los casos, los padres de familia deben dar su autorización para que sus hijos menores de 18 años que viven con alguno de ellos puedan recibir atención de salud. Sin embargo, eso no sucede siempre en todas las familias. Por lo tanto, existen leyes en California y en otros estados que se crearon para ayudar a los adolescentes a obtener ciertos tipos de atención de salud que necesitan.

Existen varios servicios que los jóvenes californianos pueden recibir antes de cumplir los 18 años sin la ayuda de sus padres. En general, las clínicas no le pueden informar a usted si su hijo/a está recibiendo esos servicios.

La siguiente tabla contiene los servicios que sus hijos pueden conseguir ellos mismos en California. Consulte las leyes y regulaciones particulares de su estado.

Servicios de atención de salud que cualquier persona de cualquier edad puede obtener por sí misma:

Servicio

Los que los médicos pueden y no pueden hacer (según la ley)

Atención durante el embarazo

Métodos anticonceptivos (Excepto la esterilización)

Aborto

Los médicos no le pueden informar a usted si sus hijos han recibido servicios médicos relacionados con la planificación familiar, el aborto o la atención durante el embarazo, a menos que ellos los autoricen a hacerlo.

Servicios en caso de agresión sexual (violación y delitos de carácter sexual)

Si sus hijos son menores de 12 años de edad, los médicos deben intentar comunicarse con usted, a menos que piensen que eso pondría en riesgo a sus hijos.

Atención de emergencia

Usted puede examinar el expediente médico de sus hijos, a menos que los médicos consideren que tal cosa los pondría en riesgo.

Rayos X para demostrar casos de maltrato o abandono infantil.

Los médicos pueden ordenar que se tomen rayos X a un paciente sin su permiso o el de sus padres o tutores legales si consideran que dicho paciente ha sido víctima de maltrato o abandono. Esos expedientes podrán consultarse en los tribunales de justicia.

Servicios de atención médica que cualquier persona mayor de 12 años de edad puede obtener por sí misma:

Servicio

Los que los médicos pueden y no pueden hacer (por ley)

Servicios de salud mental y de albergue

Los médicos deben intentar que usted ayude con la atención que sus hijos necesitan, a menos que consideren que eso podría causarles daño. Usted no puede consultar los expedientes médicos a menos que sus hijos lo autoricen.

Tratamiento del abuso del alcohol y las drogas

Algunos médicos deben intentar comunicarse con los padres; otros no lo pueden hacer.

Pruebas del VIH y tratamiento

Pruebas de ETS y tratamiento

Los médicos no pueden informarle si han hecho pruebas de VIH o de ETS a sus hijos o si les han dado tratamiento para eso, a menos que ellos los autoricen a hacerlo.

Otro derecho que tienen los adolescentes es el de poder faltar a la escuela sin pedir permiso o informarlo a sus padres con el fin de recibir servicios de salud sexual y reproductiva. Infórmese más aquí: http://www.teensource.org/know-your-rights/care-during-school-hours

Si desea más información sobre los derechos de los adolescentes en relación con la atención sanitaria, visite la página www.teenhealthrights.org.

Nueva ley: La Ley de la Privacidad de la Información Médica

A partir del 1 de enero de 2015, cualquier persona que esté cubierta bajo el plan de salud de otra persona en California (como el plan médico de uno de los padres o el del esposo o esposa) puede tomar medidas para que su información médica personal se considere confidencial. La Ley de la Privacidad de la Información Médica (SB 138) ofrece a las personas la opción de presentar una Solicitud de Comunicación Confidencial (Confidential Communications Request) al proveedor de su plan de salud, pidiendo que la persona titular del plan de salud, que por lo general es uno de los padres o el esposo o esposa, no pueda ver su información médica personal. Si desea más información sobre la Ley de la Privacidad de la Información Médica y cómo los puede afectar a usted y a sus hijos adolescentes, visite myhealthmyinfo.org.

Información para los adolescentes